Bestiario

by The Circle Project

/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.

      €9 EUR  or more

     

  • Compact Disc (CD) + Digital Album

    Edición standard del CD en su formato Digipack. Incluye un libreto con fotos y dibujos de las "bestias"

    Incluye streaming ilimitado del disco via la aplicación de Bandcamp, así como la descarga inmediata del disco en MP3, FLAC y otros formatos


    Standard Digipack format edition of the CD. It includes a booklet with photos and drawings of the "beasts"

    Includes unlimited streaming of Bestiario via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    ships out within 3 days

      €10 EUR or more 

     

  • Compact Disc Deluxe Edition
    Compact Disc (CD) + Digital Album

    Digipack con arte y libreto de "Bestiario". 150 unidades.
    Incluye una chapa con la carátula del disco, 1 tarjeta numerada de edición limitada y las letras de las canciones. Todo protegido dentro de un sobre A5 para que no se dañe el CD.

    Incluye streaming ilimitado del disco via la aplicación de Bandcamp, así como la descarga inmediata del disco en MP3, FLAC y otros formatos digitales.

    Deluxe version of the physical CD with art and booklet of "Bestiario" and also includes along with the regular booklet, Button pin of the album cover as well as a band card in business card format and a lyrics sheet. All inside an A5 sized envelope so the pin won't damage the CD or the package. 150 units.

    Includes unlimited streaming of Bestiario via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.

    Sold Out

1.
2.
06:09
3.
02:13
4.
5.
01:46
6.
7.
01:36
8.
9.
01:19
10.
11.
02:01
12.
04:25
13.
02:22
14.
15.
01:36
16.
17.
01:41
18.
08:01
19.

about

"The Circle Project" es un grupo ecléctico que fusiona literatura con música de diversos estilos (principalmente el Art Rock)

Intervienen en composición, interpretación y arte quince artistas, algunos de ellos muy valorados en el panorama nacional, que hacen de este proyecto una propuesta compleja pero coherente.

En su debut ofrecen este "Bestiario" dónde consiguen plasmar la impronta personal de cada uno de ellos, describiendo al detalle un apasionante catálogo de extraordinarias criaturas de ficción.

Para cualquier petición. Por favor enviar un mail a
thecircle@thecircleproject.online


ENGLISH:

"The Circle Project" is an eclectic band which fuses literatura and different music genres, but mainly Art Rock.

15 artists have taken part in the composing and recording of the pieces, several of them highly acclaimed in the Spanish musical scene, makis this a varied and complex but coherent piece of work.

As their first album, they present this “Bestiario” (Bestiary) where they manage to capture each artist´s unique musical personality while describing in detail an exciting catalog of extraordinary creatures of fiction.

Send any queries to:
thecircle@thecircleproject.online

Songs :

01 - Manual de Criptozoología - Prólogo - 1:08
02 - Bestiario - 6:09
03 - Capítulo 1 - 2:13
04 - El Gusano del Bosque Gris
05 - Capítulo 2 - 1:46
06 - Equus Neptunialis - 4:18
07 - Capítulo 3 - 1:36
08 - Xiuló Farcit - 7:23
09 - Capítulo 4 - 1:19
10 - El Hada de las Volutas de Humo - 5:04
11 - Capítulo 5 - 2:01
12 - Hyosube - 4:25
13 - Capítulo 6 - 2:22
14 - Pectoide Verde - 5:51
15 - Capítulo 7 - 1:36
16 - Umátodo Obscuro - 8:55
17 - Capítulo 8 - 1:41
18 - Nubes Vivere - 8:01
19 - Manual de Criptozoología - Epílogo - 0:44

Total Time: 1:11:39

credits

released October 9, 2016

THE CIRCLE PROJECT son:

Rafael Pacha: producción y dirección musical, guitarras, teclados,
mandolina, banjo, bajo, flauta, percusión, autoarpa, arreglos orquestales y efectos (8), Mellotron (12, 16).
German Fafian: guitarras, teclados, bajo (12), batería y mellotron (18).
Raúl Díaz: teclados, batería (2, 4), arr. orquestales (10), pad (18).
Ana Marín: bajo eléctrico , bajo fretless, (4, 6, 10, 16, 18).
Javi Herrera: batería (6, 8, 14) y voz (6, 10, 14).
Jose Carballido: producción, solos de guitarra (12) y voz (4, 12).
Manoel Macía: solo de guitarra acústica - (18).
Daniel F. Campañá: voz (8, 16, 18) y armonías vocales.
Aser Nova: batería (16), berenjenas y cowbell.
Clara Morant: voz (18).
Amador Gázquez: voz (16) e idea original de “Xiuló Farcit”.
Alexandro Baldassarini: narrador.
Carlos Romeo: letrista, *salvo (6), (R. Pacha).
Patricia García: producción, transcripción del manual.
Ángel G. Lajarín: producción, manager del proyecto, arte y diseño gráfico.

Música locuciones: Composición: G. Fafian, R. Pacha, J. Herrera.
Textos locuciones: C. Romeo (1, 3, 11, 13, 17, 19), R. Pacha (5, 9, 15),
A. Gázquez (7).

© 2017- A Pacha / Carballido / García / Lajarín & THE CIRCLE PROJECT Production for MADRE MINE RECORDS & TAPES

tags

license

about

The Circle Project Spain

contact / help

Contact The Circle Project

Streaming and
Download help

Track Name: Manual de Criptozoología - Prólogo
Preludio:

En nuestras manos un libro
de seres imaginarios.
Juntos haremos un viaje
por el tiempo y el espacio.
Del pasado más remoto
a un presente que palpamos.
De Cabo Verde al Japón,
y de allí al Mediterráneo.
Al escuchar las canciones
vamos a abrir el Bestiario.
Track Name: Capítulo 1
El Gusano Del Bosque Gris:

El gusano del bosque gris era un animal extinto antes de que surgiera la civilización. Sobre este ser sólo se encuentran referencias en leyendas y recopilaciones de saberes extraños y ocultos como el abominable De Vermis Mysteriis, de Ludwig Prinn, fuente donde se le cita con más precisión.
Era una criatura de los bosques emparentada con las procesionarias. Esta raza de anélidos sobrevivió durante milenios en el aislamiento de ciertas selvas del norte. Allí, en la soledad de un entorno sin predadores, se afianzó una cierta tendencia al gigantismo. El propio gusano se volvió un predador atrapando a sus víctimas en los gruesos cabos de la pegajosa seda que éste mismo creaba. Tan tupida era la malla que cuando los hombres conocieron su morada la llamaron el bosque gris.
Cuando los seres humanos se establecieron cerca de aquel lugar sufrieron las incursiones del gusano, el cual, de vez en cuando, cazaba animales mayores que los que su red atrapaba. Aquel pueblo empezó a ofrecerle animales en sacrificio. Con el tiempo el gusano, que era el último de su estirpe, fue elevado a la categoría de dios por aquel pueblo. Cambió también la cualidad de los sacrificios: en lugar de reses viejas o famélicas se le ofrecieron las mas hermosas doncellas de la tribu.
Esto fue así hasta que llegó un extraño, un solitario guerrero Aesir curtido en la lucha por la supervivencia, el cual, tras liberar a una doncella ofrecida a este dios logró matar en duelo singular al último gusano del bosque gris.
La floresta fue perdiendo poco a poco el color ceniciento de la seda del gusano. Poco relatan las crónicas sobre el devenir del guerrero.
Track Name: El Gusano Del Bosque Gris
El gusano del bosque gris:

Floresta del norte
que acecha un
ente vil.
Viejo bosque oscuro,
tierra de caza letal,
es el nido y hogar
del gusano del bosque gris.

El bosque del norte
que alberga un
ser mortal.
Hiere, rasga y mata.

Un joven curtido
en muchas batallas.
No teme al gusano
del bosque gris.

Guerrero es el aesir.
Un joven que lucha,
que salva a la bella
muchacha, sí.

Con pasión va a luchar
en un reto singular.
Con valor su espada canta ya.
Hiere y rasga y mata, sí.

Mató al gusano, fue capaz. [3x]
Track Name: Capítulo 2
Equus Neptunialis

En la época de tormentas en el mediterráneo, desde la costa, a veces, fundidos con el blanco de la espuma de las
olas rompientes, se pueden entre ver las crines y las patas de los caballos de Neptuno.

Las yeguas de este curioso animal, pastan en los prados y arroyos del interior. Tienen un fulgor en los ojos rojos
que las distingue del resto de los caballos. Suelen habitar los bosquecillo sagrados, y son fecundadas por la lluvia
en Otoño.

Cuando paren, lo hacen dentro de los arroyos, y las crías permanecen con la madre hasta el destete. Suelen ser de
color blanco, y los machos, una vez destetados, bajan por las corrientes del arroyo donde nacieron, nadando a veces,
otras cabalgando.
Para cuando se acercan a las desembocaduras de los rios, les han crecido branquias, y en lugar de cascos, sus manos son
palmeadas.

Cuando se dejan ver sin estar el mar aún bravío, anticipan terremotos.
Suelen tener afinidad hacia los humanos, pero no comprenden la necesidad de respirar aire, por lo que a mas de un incauto
marinero le ha costado la vida.
Estos, creyéndose a salvo, se aferran a las crines, imaginando que los llevarán a tierra.- Pero en la mayoría de los casos
el animal, los lleva hacia el fondo, en los lugares donde suelen pastar las verdes algas.
Track Name: Capítulo 3
El Xiuló Farcit (silbón relleno):

Es un lagarto propio de las tierras del pueblo de Benicalaf. Este lagarto comienza a devorar todo pequeño animal y fruto que se cruce en su camino a finales del invierno. Come, traga y engulle pájaros, roedores, insectos, bayas y naranjas, entre otros alimentos. Incluso se les ha visto rondar alguna que otra cocina. De esta manera pueden llegar, a finales de mayo, a triplicar su peso.
Cuando sienten que ha llegado el momento, emiten un prolongado y fuerte silbido, audible a millas de distancia. Este silbido atrae a la hembra, su pareja de por vida, que deposita hasta cincuenta huevos, que el macho silbador cuidará y protegerá durante más de seis meses. Ese es el motivo de engordar de esa descomunal manera.
Los habitantes de Benicalaf hace muchas generaciones que aprendieron a reconocer el silbido del Xiuló Farcit, y también a cazarlo cuando comienza la incubación y el animal está aún orondo y rollizo. Es muy apreciado por sus carnes, de sabor cítrico. Esto ha llevado a que, en la actualidad, sea prácticamente imposible encontrar al Xiuló Farcit, aunque algunas noches hay quien asegura haber escuchado su triste silbido.
Track Name: Xiuló Farcit
Xiuló Farcit;

En el valle del Segó,
no muy lejos de la costa,
es donde se ve al Xiuló,
cuando sale de las sombras.
Llega el momento,
el Xiuló deambula a solas.
De su gruta se aleja
de la oscuridad
Silba y despierta el lagarto
de su letargo.

Va trepando por el muro
de la Iglesia de Santiago.
Allí quieto, olisquea,
unas flores de azahar.
Baja raudo hacia la tierra,
va corriendo al naranjal.
El lagarto se deleita,
el lagarto se alimenta
con las frutas que ahí están.
Ha engordado, ha crecido,
surge en su boca el silbido.
Llegó el momento de amar
como los lagartos sueñan.

Quiere encontrar su pareja
Y juntos poder criar
Silba que silba el lagarto
pero tendrá que escapar.

Caçar al Xiuló. Matar al Xiuló. No ho deixem fugir. [Varias veces]

Ahora guarda los huevos,
los protege con temor.
Su silbido que alertó al pueblo,
es su sentencia de muerte.
Pero no puede escapar,
porque de su prole es el guardián.

Caçar al Xiuló.
Matar al Xiuló.
No ho deixem fugir. [De nuevo]

El autor de la letra reconoce los aportes de algunos versos por parte de Daniel F. Campañá.
Track Name: Capítulo 4
El hada de las volutas de humo:

Las primeras descripciones de este ser, se remontan a los primeros libros de la Comare, en la zona pastoril del país de
Corkia.
En ellas se habla de un curioso insecto que parece alimentarse del humo desprendido de las pipas de los pastores, en la
hora de la penumbra antes del anochecer.
Estos, alrededor del fuego, y tras guardar las reses fumaban cachimbas con hierba amargosa, y estos insectos aparecían
de la nada, revoloteando envueltos en el humo.

Algunos dicen que podían llegar a ver expresiones de placer, tristeza, alegría en las diminutas caras, como si durante
el tiempo de vida de la hierba en las pipas fuera su propio tiempo de vida, ya que al finalizar, parecían marchitarse
y disolverse ellos mismos en los últimos hilos de humo, dejando un rastro de ceniza en el aire.

Las malas lenguas dicen que son los propios efectos de la hierba amargosa, los que hacían ver a las hadas de las volutas
de humo.
Imaginemos, por un momento, a nuestro pastor, con las reses a resguardo, hechos ya los trabajos del día, tarareando
mientras rellena su pipa, sentado en un tronco frente al fuego...
Track Name: Capítulo 5
Hyosube:

En la isla japonesa de Kyushu viven los Hyosube. Éstos son un tipo de yôkai humanoide de pequeño tamaño y aspecto infantil. Ellos viven en los ríos y en cuevas submarinas. Tienen un cerebro pequeño y en su sistema nervioso un órgano para la detección de seres humanos. Además, poseen un par de apéndices óseos en espiral que pueden utilizar para inocular bacterias mortales en las personas con las que se topan, ajenas del todo a su presencia, dedicadas a su vida y ocupaciones.
Los Hyosube se han vuelto cada vez más osados con el paso del tiempo. Al principio estos seres sólo se atrevían a entrar en los campos de arroz por la noche, donde se comían las plantas. Pero han perdido su timidez ya que no se ocultan y vagan a sus anchas por las riberas, los campos y los huertos; siempre cerca del agua. Son agresivos y más vale evitarlos, a riesgo de sufrir esa infección incurable que pueden provocar. De las plantas de arroz ahora han pasado a devorar berenjenas. No dudan en entrar en los huertos para devorarlas. Luego, sólo por maldad y si les apetece, pisotearán el jardín.
Su audacia se ha vuelto aún mayor, ya que en ocasiones entran en las casas para ocupar las bañeras, donde uno se va a encontrar tras su paso una enorme colección de suciedad, pelo y espuma. Pero los Hyosube son vengativos, si se vacía la bañera les entrarán tentaciones homicidas, así que lo mejor es comprar otra. Se puede intentar evitarlos, con éxito variable, dejando un buen montón de berenjenas a su disposición. Pero si se intuye su presencia, lo mejor es huir y no tenerlos cerca.
Track Name: Hyosube
Hyosube:

Demonio de los ríos.
Del agua saldrá, sí,
quien come arroz y mata
con sus colmillos

Hyosube es como un niño.
De noche estará
desnudo.
¿Qué será de ti ese día atroz?

Es un Yôkai,
un ser mortal.
En el Japón lo encontrarás
¡tétrico!

¡Osado es!
Felón será,
ladrón también.
Necio llegará a tu hogar.

Daña el vergel,
pisa las flores,
se come el arroz.
Ente voraz pronto ahíto estará.

Es un Yôkai,
un ser mortal.

Come Nasu, hasta el final.
Fuma Kretek, ¡sí!
Toma Sake, mucho alcohol,
y ama el Kome, ¿no?

Un Buta fue,
astroso va,
dejado es.
Sucio dejará tu hogar.

Vete muy lejos y sal de aquí.
No querrás morir.
Puedes huir del demonio, sí.
¿Qué será de ti si tu le ves?

Él acechará, él querrá vivir,
quiere ser así.
No le interesa partir de aquí.
Él te hará huir.
Track Name: Capítulo 6
El Pectoide Verde;

Acabando el siglo XVIII una expedición portuguesa se dirigió más allá del cabo Bojador para hacer estudios en la Costa de Oro y las islas de Cabo Verde.
Tras arribar a Santa Luzia, en el archipiélago de Barlovento de Cabo Verde, ocurrió un incidente. Adentrados en la jungla, tras varias horas de marcha, hubo un alto para almorzar. En un descuido unos monos verdes se abalanzaron sobre las viandas. Los hombres les persiguieron y uno de ellos se adentró más en la selva hasta darse de bruces con un mono verde inmenso, el doble de grande que sus congéneres, que le miró a los ojos, empezó a gesticular y a hacer grandes aspavientos. “Pectoide, pectoide” gritaba antes de darse la vuelta y desaparecer.
De vuelta al único pueblo de Santa Luzia, el botánico interrogó a los habitantes, viejos esclavos, negros o mulatos y le respondió el más anciano. La narración fue sencilla, el Pectoide Verde, tal y como lo denominó el luso, fue un hombre en su localidad natal del río Volta, en el continente. Sufrió un cruel encantamiento por un hechicero, instigado por un pariente envidioso, ya que se interponía en la línea de sucesión del clan. Entonces llegaron los negreros desde la costa y se llevaron a aquél felón como esclavo. Varios monos, entre ellos el Pectoide verde, subieron a ese barco y llegaron a Santa Luzia. Pero, a diferencia de los otros, el Pectoide Verde siguió creciendo hasta duplicar su tamaño sin enfermar o morir.
El botánico se internó en la floresta llamando al mono hasta que éste apareció ante él. Le preguntó si entendía el portugués. El Pectoide Verde hizo un gesto ambiguo. Entonces comentó que su barco partiría al amanecer hacia el continente y le instó a que se embarcara para volver a casa. El gran mono lanzó un gruñido, seguido de voces y saltos, para desaparecer de la vista del botánico.
Al fondear en Bissau, la expedición bajo a tierra y al hacerlo pudieron ver como el mono verde saltaba al muelle y se escabullía gritando “Pectoide, Pectoide”.
Cuarenta años después Santa Luzia se desertizó y ya no quedaron monos allí.
Track Name: Pectoide Verde
Pectoide Verde:

Nació como un hombre
y en mono se convirtió.
Llegó a Santa Luzia.
De crecer no cesó.

Y llegó un barco lusitano.

En el río Volta
nació como un hombre.
Por la brujería
Se volvió un Pectoide.

Condenado el mono verde
encontró una expedición.
Poder volver a su tierra.
Esperanza en su interior.

Tiene los ojos rojos,
pelo verde y dorado.
Grita enloquecido
preso en un cuerpo extraño.

Oculto está en la bodega
de una nave portuguesa.
Y en la costa de Guinea,
ya es libre y salta a tierra.

En el río Volta
nació como un hombre.
Por la brujería
Se volvió un Pectoide.

“Pectoide, Pectoide” [varias veces].
Track Name: Capítulo 7
El Umátodo Obscuro.
El animal, suele reposar durante la primera fase de su existencia, en los fondos de los arroyos de aguas negras
de los bosques boreales.
Oculto entre las piedras del fondo, acecha.
Aparentemente, su cuerpo blanquecino, con patas palmeadas y branquias externas, lo denota como inofensivo, ya que mantiene
oculto tras las piedras el resto de su cuerpo, negro y gomoso y aplanado, muy flexible.

Cuando un predador se le acerca, comienza una danza rítmica, golpeando el fondo limoso con sus patas palmeadas,
hasta formar una nube que oculta su tamaño.
Suele expulsar parte de sus vísceras y del tracto intestinal, que portan un veneno capaz de fulminar al atacante
en pocos segundos.

Es un predador inverso o victimario.

Cuando el limo se aposenta, procede a devorarlo metódicamente, casi de forma automática, inexpresiva,
sólo un fulgor de dientes y ojos negros apenas sin vida.
Una vez ha comido suficiente (depende del tamaño del predador víctima), y tras un sueño transformador,
extiende sus alas y vuela hacia lo más alto de la copa de los árboles del bosque, para entonar uno de los cantos
mas armoniosos del bosque boreal.
Track Name: Umátodo Obscuro
Umátodo;

En el fondo vive el Umátodo
ocultándose con temor.
Baila con un ritmo sin música,
se oculta del cazador.

El peligro elude al bailar, tal vez,
removiendo el cieno al danzar.
Se esconde en el limo, su hogar ocre,
y entre piedras descansará.

La paz del arroyo se quiebra al clarear.
Comienza la danza ritual:
Comer, ser comido, medrar, mutar.
Umátodo anhela cambiar.
Para hacerlo debe también cazar.

Sin la confusión proverbial del bien y el mal,
vive adentro, lejos del mar.
Es un inocente animal puro.
Te dice: Umátodo soy yo,
y seré feliz al poder volar.

En la oscuridad,
oculto él está.
Veneno inyectó,
en el predador.
Su presa cayó y murió.
La va a devorar
en la lobreguez letal
por necesidad.
Mastica y mastica, sí.
Transforma en placer
su necesidad vital.
Demente fulgor.

La metamorfosis pronto empezará.
Ahíto de carne dejará de estar.
Y dejando atrás miedo y fangosidad,
se elevará, sí, para ganar la paz.
Más no olvidará del todo, no, su hogar.
Floresta del norte bosque más septentrional.

La felicidad llega tras despertar.
Y ya no son sueños: es la realidad.
Extiende sus alas y empieza a volar.
Sube hacia la copa y todavía más.
Se eleva en el aire y se pone a cantar,
al bosque, al cielo, y a su libertad.
Track Name: Capítulo 8
Nubes Vivere:

Entre las nubes, más allá de las cumbres más altas, viven seres hechos de una materia de la consistencia del rocío y de naturaleza extraña, tan etérea que casi podría deshacerse por la luz solar siendo vaporosa a un tiempo.
Algunas razas de estos seres necesitan a los humanos para vivir, ya que se alimentan de sus emociones. Cuando la necesidad aprieta descienden a tierra y lo hacen confundidos con la niebla. Con esta forma vagan en busca de aquellos de nosotros afligidos por la melancolía. Ante ellos se aparecen con la forma de esa persona cuya presencia más anhelamos encontrar. Si acechan el dolor de un hombre, podrá ser bajo la forma de aquel viejo amor no olvidado, la madre muerta o quién sabe quien. Si se presentan ante una mujer lo harán como su primera ilusión, su hijo perdido o el futuro truncado, quién sabe qué.
Así, como en el vals triste de Sibelius, la viuda bailará con su marido, hasta que la certeza de la congoja sea tal que la ilusión cese y la melancolía sea máxima. Entonces, el ser etéreo asimilará este dolor, que será su alimento, y la niebla se levantará al instante. Y entonces, quien rememoró su pérdida sentirá euforia, recobrará la alegría y la ilusión por vivir.
Track Name: Nubes Vivere
Nubes Vivere

(Voz masculina)
Entre nubes soy
el que vive aquí
y la luz solar
será mi final

Si a tierra voy
no podré morir.
En la niebla gris
seré yo tu amor.

(Voz femenina)
En el cielo estás
me dicen a mí.
No podré olvidar,
perdí mi ilusión.

No podré abrazar
a quien todo fue.
No podré decir
palabras de amor.
Estribillo (a dúo)
De quien siente penas con razón,
sufrimiento alivian, libran del dolor.
Entre nubes viven sin reloj.
Por cualquier desgracia cantan su canción.

Ambas voces
(Voz masculina) Yo contigo quiero bailar, ¡comience el vals!
(Voz femenina) Sólo la muerte nos alejó.
(Voz masculina) No pienses en eso, ¡no mires atrás!
(Voz femenina) Los jilgueros vuelan y silban tu canción.

Estribillo (a dúo)
De quien siente penas con razón,
sufrimiento alivian, libran del dolor.
Entre nubes viven sin reloj.
Por cualquier desgracia cantan su canción.

(Voz masculina)
A las nubes vuelve solo,
quedó atrás su luz.
Olvidado el canto amargo
de su interior.

Devolvió a la esposa vida,
cesó la hiel atroz.
Transformó en euforia el llanto,
murió el dolor.

Estribillo (voz femenina)
De quien siente penas con razón,
sufrimiento alivian, libran del dolor.
Entre nubes viven sin reloj.
Por cualquier desgracia cantan su canción.

El autor de la letra reconoce la libre influencia del drama Kuolema [Muerte] de Arvid Järnefelt. Una las piezas de música incidental para esta obra es el famoso Valse Triste de Jean Sibelius.
Track Name: Manual de Criptozoología - Epílogo
Epílogo:

Así se cierra este libro
que hemos estado escuchando.
De gusanos y lagartos,
de Umátodos y Pectoides.
De los que viven en ríos,
entre las nubes y en el humo.
De los que acechan en el baño.
De todos hemos contado.
Aquí se cierra este libro,
y uno nuevo está esperando....